Unidad de Estética

Masajes Terapéuticos - Drenaje Linfático

Es una técnica que nace tras el deseo natural de buscar el alivio por el tacto.
No solo actúa en la parte física como pueden ser músculos, tendones, tejidos conjuntivos o circulatorios, también tiene una influencia psíquica y puede ayudar en estrés, insomnio o depresiones.
Las técnicas de masaje pueden ser diversas: caricias, percusiones, presiones, amasamiento o movilizaciones, dependiendo del paciente y su patología.

Indicaciones más frecuentes:

  • Dolores de hombro, espalda, cuello, por contracturas, cambios degenerativos, etc...
  • Jaquecas
  • Cicatrices postoperatorias
  • Contraindicaciones:

  • Cáncer
  • Alteraciones dermatológicas agudas
  • Proceso infeccioso o inflamatorio agudo
  • Tendencia a hemorragias o trombos
  • Otros casos a valorar por el médico

  • Drenaje linfático

    Es una forma de masaje que favorece el sistema linfático, de gran importancia por su función de transporte pero también inmunológica. Mediante un conjunto de maniobras manuales muy suaves se intenta desplazar y drenar la linfa, ayudando a limpiar nuestro organismo, evitando que los productos de desecho se queden estancados en determinadas partes del cuerpo formando edemas.

    Beneficios:

  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico
  • Ayuda a eliminar líquidos
  • Acelera el proceso de recuperación tras una cirugía.
  • Mejora la sensación de bienestar general
  • Reduce la ansiedad y produce una gran relajación
  • Indicaciones:

  • Linfedemas primarios y secundarios
  • Piernas cansadas
  • Edemas (postquirurgicos, traumáticos, embarazo)
  • Procesos inflamatorios (sinusitis, artritis, esquinces)