Unidad de Estética Facial

    ClinicaYce

Peeling de Regeneración Facial

El Peeling químico es una técnica de exfoliación que consiste en aplicar una sustancia sobre la piel para obtener una destrucción limitada y controlada de la epidermis y de la dermis, inducir la regeneración de las capas destruidas y estimular las capas subyacentes.
El resultado es una piel más luminosa, joven, limpia, uniforme, compacta y elástica. Pero además según el producto usado podemos eliminar manchas de la cara o de otras zonas del cuerpo, disminuir las arrugas y las marcas de acné.
El peeling químico puede realizarse en cualquier tipo de piel y en cualquier parte del cuerpo, aunque lo más frecuente es realizarlo en cara, cuello y escote. Siempre debe ser un tratamiento personalizado.
La intensidad del peeling debe estar relacionada con la profundidad de las lesiones. Según la zona donde actúan podemos diferenciar:

  • Superficial va destinado a mejorar arrugas finas, manchas y acné en pacientes que no desean o no pueden permitirse una descamación visible, ya que sólo deja un ligero enrojecimiento que desaparece en varias horas.
  • Medio va destinado a mejora las arrugas superficiales así como las lesiones pigmentadas extendidas y el acné en fase activa.
    Aparece un enrojecimiento mayor y una descamación más visible, desprendiéndose pieles secas. Prácticamente no altera la vida social normal.
  • Profundo va destinado a eliminar las arrugas más marcadas, manchas importantes provocadas por fotoenvejecimiento de grado medio alto, el acné en su estado cicatricial y la pigmentación circunscrita.
    Aparece un enrojecimiento intenso de la piel temporal durante 3 ó 4 días y una descamación intensa durante un máximo de unos 10 días. La vida social normal puede verse alterada durante aproximadamente una semana.
  • Existe una gran variedad de peeling, los más conocidos son:

  • Acido Glicólico: Es el más usado ya que fue uno de los primeros en aparecer. Atraviesa con facilidad la piel, permite una exfoliación suave y profunda. Actúa en epidermis afinando la capa cornea pero también induce la síntesis de colágeno. Usado para revitalizar la piel, atenuar las primeras arrugas y dar luminosidad a la tez
    En bajas concentraciones se usa en cremas cosméticas con el fin de regenerar o preparar la piel al peeling, pero en altas concentraciones entre 30 y 70%, aseguran una eliminación de las células epidérmicas y aceleran su regeneración.
  • Acido Salicílico: Es un peeling químico superficial muy eficaz y seguro, que produce una exfoliación suave y superficial de la piel.
    Estimula la renovación de la piel, contribuye a alisar las arrugas finas, a mejorar el color de la piel, a atenuar las cicatrices de acné y el daño solar o ambiental (tabaco).
  • Acido Mandélico: Pertenece al grupo de los alfahidroxiácidos (AHA) y se extrae de las almendras amargas, a diferencia de otros AHA tiene un peso molecular mayor, lo que permite que la penetración en la epidermis sea mucho más lenta que otros ácidos frutales, de manera que la piel no se irrita ni se quema pudiendo continuar con la actividad diaria sin problemas.
    El ácido mandélico posee una gran actividad antibacteriana que lo hace especialmente indicado en tratamientos contra el acné porque actúa directamente con las bacterias que lo causan, arrastrando la suciedad y grasas de la superficie de la piel, minimizando los poros y propiciando una piel más lisa, tersa y suave. Pero también tiene capacidad de inhibir la melanina.
  • Acido Ferúlico: Se extrae de sustancia naturales( semillas, flores, frutas, vegetales), pero también pueden ser fabricados sintéticamente.
    No es fotosensibilizante, no produce hiperpigmentación ni inflamación en la piel al contacto con el sol, esto hace que pueda utilizarse todo el año pero siempre con factor de protección solar alto. Permite la incorporación de inmediato a las tareas cotidianas.
    El peeling de ácido ferúlico tiene un gran poder antioxidante, estimula la síntesis de colágeno e hidrata en profundidad. Esta indicado en pieles pieles desvitalizadas, fotoenvejecidas, pieles tabaquicas, pero también en pieles sensibles con alteraciones circulatorias.
  • Acido Tricloroacético: Este peeling medio produce una destrucción de la epidermis y dermis papilar con la finalidad de conseguir una nueva epidermis y dermis superficial de mejores cualidades cosméticas. Se puede aplicar tanto en pincelación como en mascarilla y consigue resultados muy satisfactorios en cicatrices moderadas de acné, queratosis solares, manchas y léntigos faciales. Su principal inconveniente en personas de fototipo mediterráneo es la hiperpigmentación residual, que puede evitarse mediante la fotoprotección estricta.
  • Fenol: Es un tratamiento espectacular desde el primer tratamiento. Produce efecto tensor, reduce el número, tamaño y profundidad de las arrugas. Además, reduce las lesiones de acné, así como las cicatrices.
    El nivel de acción del Peeling de Fenol es más profundo que otros, por ello la renovación celular o exfoliación que produce es mayor y el efecto en la piel es más rápido y espectacular.
  • El protocolo habitual para realizar un peeling de regeneración facial es:

    Antes de la consulta, utilizar cosméticos específicos durante quince días para preparar el cutis.
    En la consulta, el pre-peeling consistirá en una profunda limpieza de cutis y el post-peeling en la aplicación de una mascarilla y de una crema que reduce la inflamación, restituye la capa hidrolipídica y protege momentáneamente la piel de la acción de los rayos solares.
    El tratamiento domiciliario postpeeling consistirá en cremas de acción hidratante, antioxidante y reparativas específicas según la individualidad del caso. Siempre el paciente tendrá que usar un protector solar.