Unidad Integrativa

Acupuntura

Se originó en China hace más de 2.500 años. De acuerdo con las teorías de la medicina tradicional china, el cuerpo humano tiene más de 2.000 puntos de acupuntura conectados por medio de vías, o meridianos. Estas vías crean un flujo de energía a través del cuerpo que son las responsables de la salud en general. La interrupción en el flujo de la energía puede causar enfermedades. La acupuntura puede corregir estos desequilibrios cuando se aplica en los puntos de acupuntura adecuados.

La acupuntura consiste en la aplicación de agujas en la piel en puntos anatómicos del cuerpo para aliviar síntomas asociados con las enfermedades. Se cree que los puntos anatómicos (puntos de la acupuntura) tienen ciertas propiedades eléctricas, las cuales afectan los neurotransmisores químicos en el cuerpo.
Puede ser que éstos neurotrasmisores alteren la experiencia del dolor, o que liberen otras sustancias que influencian los sistemas auto-reguladores del cuerpo. Estos cambios bioquímicos pueden estimular las habilidades de curación natural del cuerpo y promover la salud física y emocional.
Al introducir las agujas puede haber un dolor mínimo o sensación semejante al calambre.

Algunas patologías que pueden beneficiarse de la acupuntura son:

  • Digestivo: Dolor abdominal, estreñimiento, diarrea, acidez...
  • Respiratorio: asma, bronquitis, resfriado común, sinusitis, tabaquismo...
  • Músculo esquelético: artritis, álgias, contracturas, ciática...
  • Ginecológica: infertilidad, síntomas menopáusicos y premenstruales, malposición fetal...
  • Nervioso: migrañas, disfunción neurogénica de la vejiga, dolor postoperatorio, neurálgias...
  • Emocional: ansiedad, depresión, insomnio, nerviosismo...
  • Otras: tabaquismo, acúfenos, regulación de la presión sanguínea, fatiga crónica, fibromialgia, disminución de defensas...